«Puedo decir, sin duda, que me ha cambiado la vida»

J. de la Serna

Permítanme usar mis propias palabras, porque, aunque no sean muy técnicas, son del todo honestas. Estaba cansado de llevar dentadura postiza y de sufrir física y mentalmente, por lo que hablé con el dentista para ver si me convenía plantearme algún tipo de implante. Su respuesta fue «imposible», porque el hueso se estaba erosionando y no había ninguna prótesis que pudiese aguantar los implantes necesarios. […] Me imaginé viejo y decrépito, capaz únicamente de beber agua. Un tiempo después, hice un viaje de investigación a Europa y me impresionó mucho la efectividad del proceso del Dr. Aparicio. Me explicó todo el procedimiento y la tasa de éxito para mí. También me dijo el precio y, aunque no fue una decisión fácil, nosotros (toda la familia) decidimos continuar. Desde el momento en que tomé la decisión, puedo decir, sin duda, (como otros, supongo) que me ha cambiado la vida. Aprecio muchísimo el trato que recibí a nivel personal, así como la profesionalidad demostrada en todo momento por todos los miembros del equipo.