Implantes cigomáticos: ¿son diferentes de los implantes dentales normales?

Los implantes

Los implantes cigomáticos son más largos que los implantes dentales normales. Pueden medir hasta 6 cm, que es la longitud requerida para anclarlos en el pómulo y alcanzar la posición de los dientes superiores para sostener la prótesis fija. Los implantes convencionales pueden medir hasta 1,5 cm solamente. Los implantes dentales cigomáticos y regulares poseen numerosas características en común, como una excelente biocompatibilidad y alta resistencia. Durante los últimos 20 años, los implantes cigomáticos han demostrado ser seguros y fiables. Además, la red de Centros ZAGA ha trabajado durante años con los fabricantes de implantes dentales para progresar y mejorar la calidad de los implantes y los tratamientos que los utilizan.

Los tratamientos con implantes cigomáticos

Los implantes dentales regulares permiten diferentes planes de tratamiento según los requisitos de cada paciente: reemplazo de dientes individuales, puentes sobre implantes o prótesis completa. En oposición, los implantes cigomáticos representan la única solución para la rehabilitación de la boca completa cuando existe una pérdida ósea severa. Un plan de tratamiento incluye habitualmente un máximo de 4 implantes cigomáticos. En oposición, las diferentes alternativas de tratamiento pueden requerir más de 8 o 10 implantes dentales regulares. En general, el número reducido de implantes compensa la mayor complejidad del procedimiento quirúrgico. Los implantes cigomáticos representan el último recurso para el tratamiento dental y la pérdida ósea. Con los años, la tasa de éxito del método aumentó hasta convertirse en el estándar de oro ahora para el tratamiento de la pérdida ósea severa. Más importante aún, los tratamientos con implantes cigomáticos son ahora una solución para pacientes que no tenían una antes.

Los implantes cigomáticos son parte de un plan de tratamiento completo. El objetivo es recuperar la calidad de vida de cada paciente. En la mayoría de los casos, esto va de la mano con una dentadura superior completa fijada en los implantes. El impacto en la calidad de vida es muy significativo. Comer, masticar y reír ya no son problemas. Socialmente, el resultado del tratamiento es fantástico.